AL MOMENTO
Veracruz rehén del 2018: crímenes por todas partes mientras la monarquía ríe a carcajadas
Para enfrentar al clan Yune$ en 2018 ya perfilan al pastor de morenos en el Congreso veracruzano, Amado Jesús Cruz Malpica, quien completa tercia con Norma Rocío Nahle García y Cuitláhuac García Jiménez
Duarte arrestado en Guatemala, al estilo Chapo
Falta sólo un cerdo para completar el gabinete alterno en Pacho Viejo

Pemex genera puras cochinadas

Publicado el 07 May 2015 04:58 pm
Por :

PetróleoRedacción Tribuna/
Papantla, Ver.-Los derrames de petróleo en la comunidad Emiliano Zapata, municipio de Papantla, han contaminado a tres de los cuatro arroyos de esta localidad. Los daños ambientales incrementan al paso de los días. Hay mortandad de peces, la vegetación está impregnada de hidrocarburo y el agua limpia comienza a escasear.

De acuerdo con el agente municipal, Gumercindo González, en abril los días 12, 17 y 30 se registraron las tres fugas, dos de petróleo y una de aguas congénitas. Esta situación provocó que la comunidad esté en riesgo sanitario.
Las manchas de petróleo se han extendido en más de un kilómetro de uno de los arroyos, del cual se abastecen para los quehaceres de los domicilios y la actividad agrícola.

Culpan a la empresa venezonala “Oleorey” de no atender de manera eficiente los reportes de las familias de la comunidad Emiliano Zapata, quienes han indicado sobre el deterioro de los ductos y también de la corrosión que presenta la infraestructura petrolera de este sitio.

El último derrame ocurrió el día 30 de abril y desde esas fechas los trabajadores petroleros realizan maniobras para tratar de limpiar los arroyos, además fueron colocadas las barreras oleofílicas para tratar de que la mancha negra del petróleo se extienda a otras áreas de la ranchería.

Son en promedio 40 trabajadores de la empresa petrolera los que realizan las maniobras de limpieza, mientras que los pobladores en aguas más abajo sólo observan la mortandad de peces y la probabilidad de que el saneamiento llevará varios meses. 

Acerca del autor